viernes, agosto 15, 2008

Los gustos

Posted in by Astrapé Núctes | Edit
Aviso: El siguiente post es neurótico y fascista.

En gustos se rompe en géneros, frasecita trillada que sirve para escudarse cuando se critica algún gusto musical. Frase por demás superficial. Los gustos -si los definimos a profundidad- son percepciones. Luego, más adelante, hay estilos de percepción. Y los estilos dependen de cómo tengamos aleccionada nuestra mente. Es decir, por ejemplo, alguna persona cuando ve un árbol, lo ve todo, completo, como una unidad, en cambio otra persona, se detiene a ver detalles como las hojas, las ramas, etc. Son dos estilos de percepción distintos, que bien podrían hacer creer a los dos que el mismo árbol es distinto.

Existen estilos de percepción, simples, superficiales, torpes, sembrados, en una palabra, pinches. Algún lector apurado podrá decirme que entonces, “cada quién con sus estilos de percepción”, a lo cual le podría contestar a dicho lector, que forme la santa iglesia de la simplicidad, la involución y el estatismo mental.

Pues bueno, en cuanto a música, todo mundo defiende a muerte su preferencia, y casi, casi, se incluye en la otra frasecita: “de política y religión mejor ni hablamos”. Todo porque quizá el muy mentado gusto musical, forma parte de las creencias que sostienen nuestra realidad. Me arriesgaré total. Para ello unos ejemplos de creencias superficiales o simplonas.

Creencias simplonas que determinan la realidad de quien gusta la cumbia, mambo, banda, quebradita, salsa, huaracha, y otros géneros parecidos en temperamento:

 “La música es pa bailar. El baile es para ligar y sacar el estrés. La diversión es obligación de la música. La música también debe acompañar actividades cotidianas, para hacer ameno el rato. A todo mundo le gusta la música bailable, bonita, y al bicho raro que no le guste, es un aburrido que no sabe bailar. La música por lo tanto debe ser sencilla sin complicaciones, entendible.”
Ja, pensaba hacer más categorías para el reggetón, hip hop, o demás música popular bailable, pero repetiría lo mismo. Así que para las creencias simplonas en todos esos géneros: ídem. Al generalizar también yo, ja, me vuelvo simplón.

Las excepciones, que les quitarían lo simple, es cuando se intenta involucrar letras con responsabilidad social, o denuncia. Pero igual, al que lo baila, pues para lo que sirve, para bailar. Para lo que existiría también otra excepción, hay quienes practican un baile elaborado, sumamente artístico, en cualquier género. Pero estas excepciones es claro que se cuenta con un sistema de creencias más complejo. 


Creencias simplonas de quienes gustan el rock:


“El rock es el máximo género que se ha inventado, todos los demás no sirven. Dado lo anterior, se tiene licencia de ser muy arrogantes, sardónicos y mirar a los demás con desprecio. El rock es la mejor máscara para ser temido, dado que las personas son muy prejuiciosas y piensan que el rock es cosa del diablo. Hay que tener un grupo, saber tocar medianamente un instrumento para tener sexo a granel. Entre todos los subgéneros que existen, el mejor siempre será el mío.”

La sinceridad, el gusto auténtico por la música en sí (ya luego se puede disfrutar su parafernalia je), el no ser “posser”, la humildad, la apertura mental, son buenos caminos para dejar la simpleza.


Creencias simplonas de quienes gustan el pop:

“La música es linda, es un fondo agradable para hacer labores de oficina, de casa, ir en el transporte, es para cantar letras adorables y sensibles, es para ir a un concierto bonito y políticamente correcto. La voz es lo que importa y la música de acompañamiento es invento del compositor en turno de la disquera, algo prescindible. A todos les gusta el pop, si es la música universal, ¿qué, si no, no la pasarían en el radio a todo momento?, luego se convertirán en clásicos”

Ja no hay nada que pueda decirse a contrapartida, salvo alguna maldita canción pegajosa que hasta a mí me gusta ja, ja.

Creencias simplonas de quienes les gusta la música “romántica”:


“José José es el puto amo (u otros cantantes genéricos). Toda música tranquila o en ritmo lento, con evocaciones cursis en sus letras, es romántica. Es música de enamorados. Se le puede llamar también baladas. Sirve para embriagarse luego de una separación. Las letras sí, pueden ser machistas o denigrantemente con falta de dignidad, pero son bonitas y llegadoras. Deben, como siempre, ser sencillas, lo que importa es una voz identificable y la letra, la música sí también debe ser bonita, pero es secundaria.”

Definitivamente cambian la representación de las cosas, y sus significados, romántico viene de Roma, de la nostalgia por el pasado perfecto ideal, representado en su momento por la música de mitad de siglo XIX y la casi otra mitad del siglo XX, principalmente por música denominada clásica. El suicidio era una idea latente en casi todo momento. El temperamento de romanticismo no precisamente era siempre tranquilo, era dinámico llegando a lo imperioso.


Creencias simplonas de quienes les gusta la música “de toda”:



Se piensa que por escuchar algún disco pirata donde viene cumbia, pop, rock fresota, norteñas y unas de paquita la del barrio, se puede decir que escucha cualquier tipo de música. O porque relativamente en cantidades mínimas se escuchó alguna vez música clásica en un comercial, new age en la comercial mexicana, o jazz (de elevador)  ya se tiene un criterio amplio.
Este tipo de personas tal vez les falte escuchar: fusión, rock progresivo, jazz de cualquier tipo, tendencias vanguardistas, reggae, música polifónica renacentista, música folclórica árabe, celta, indú, precolombina, hebrea, etc., metal, huapangos, tangos, milongas, trip hop, atmosférica, noise, post-rock, minimalista, y un largísimo etcétera dado la infinidad de etiquetas o últimamente “tags” que la personas pueden dar.


Por lo que se ve, estas creencias pertenecen a lo que vulgarmente se denomina “la borregada”, creencias que no son particulares, sino compartidas por miedo a ser distinto o no ser aceptado, o por tener un valor mínimo por la música en sí. Son parte de una alienación que nos vuelve aletargados, grises. Luego continuaré, si es que la apatía no me gana. Salud!

3 Comments


  1. VIRLA

    QUERIDO AMIGO... ME HE SENTIDO AGRAVIADA CON RESPECTO AL COMENTARIO ALUSIVO A MIS GUSTOS POR LA CUMBIA.... EFECTIVAMENT... LA MUSICA ES PA BAILAR... CUANDO QUIERAS VAMOS Y NOS AVENTAMOS UNA...... YO T MUEVO... TU NOMAS DEJATE LLEVAR... SACA EL ESTRES¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡... UN SALUDO... Y MI ADMIRACION... SALUD¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

    viernes, 15 agosto, 2008

  2. Dog_save_us_from_God says:

    El problema esta en la educacion...

    quien no ha leido, cualquier letra de reggeton, cumbia o quebradita que mencione alguna relacion sentimental, o meramente semental sera asociada con lo romantico.

    En Mexico, cuantas rolas que hablan de la sociedad bizarra, ahora recuerdo Angie de los Stones o Photos of you de The Cure, son regalados a la novia, simplemente porque son interpretadas a ritmo lento, porque la mozuela en cuestion se llama Angie o porque no han esuchado la rola de Chava Flores La foto de Espergencia. Generalmente las parejitas nunca se enteraran de los mensajes de las letras; simplemente seran adoptadas como ; "nuestra canción"

    Por esa razon en nuestras sociedades ignorantes, cuando un cantador importado de otra sociedad tropical canta Te quiero Wow wow, se convierte de inmediato en un fenomeno. Recuerdo cuando el mentado General lanzó su mitica rola de la Abuela, muchos nos preguntabamos como era posible que un tipo que cantanba con evidentes faltas de ortografia fuera presentado en la radio, el exito es que reproducia la forma de hablar de millones de famelicos ciudadanos carentes de educacion.

    Y el rock no se salva de este fenomeno; los hip poperos no representan a los ciudadanos educados de norteamerica, sino a los grupos segregados, famelicos y miserables, que al grabar un tema que programe MTV, de inmediato intentan alejarse de sus raices, adoptando la pose estereotipada del negro o latino trunfador que se pued colgar dos libras de oreo, tener un Cadillac y poseer a cualquier mujer. En los videos de este tipo, las mujeres suelen ser mostradas meramente como trofeos otorgados por el estatus economico.
    Y el rock llamado trash, metal core o demas estampillas no se salva de estas consideraciones. Basta leer las letras de los mismos, absurdamente aterradoras,,, por su carfencia filosofica. Los satanismos empleados son, según mi abuela; "apantallapendejos"
    Cabe aclarar que para concluir de la forma en la que lo he hecho, es menester tener un cultura eclectica o kitch como la de su servidor.

    Disculpa el agandallamiento del espacio. Saludos.

    lunes, 18 agosto, 2008

  3. Astrapé Núctes says:

    Dog_save_us_from_God, saludos, este es tu espacio, concuerdo en mucho de lo que comentas, me gustó lo de "apantallapendejos" ja ja, y eso que me gusta alguna que otra banda de black metal; hay personas que no logran diferenciar lo teatral de la realidad más próxima. Gracias por la visita.

    Virla, bailaré como títere de san juan de los lagos entonces. Ja, y sí, se puede sacar el estrés con otra música, la cumbia al contrario me estresa más ja ja.

    lunes, 18 agosto, 2008